Tu tienda
Titular de error Mensaje de error: error general
Tu tienda
Descubre cómo conservar las patatas de forma óptima | Ideas | ALDI Supermercados
  1. Inicio
  2. Inspírate
  3. Ideas
  4. Descubre cómo conservar las patatas de forma óptima

Descubre cómo conservar las patatas de forma óptima

En Aldi nos gusta aprovecharlo todo. Exacto: cero desperdicios. Y menos todavía cuando se trata de este manjar, que nos acompaña desde el siglo XVI y se ha convertido en uno de los pilares de la alimentación mundial. No nos aburrimos de ella, porque presume de diferentes sabores en función de la variedad y forma en que la cocinemos. Nos ha robado el corazón.

Sí, hablamos de la patata. Te enseñamos todo lo que tienes que saber sobre la conservación de este tubérculo, así como las variedades que más se comercializan en nuestro país y alguna #AldiReceta que no olvidarás jamás. ¡Y olé!

¿Qué tipos de patatas existen?

Las patatas pueden clasificarse en función del momento de recolección o según su origen:

Clases de patatas según el momento de recolección

  • Patatas tempranas: se recogen antes de su completa maduración, coincidiendo entre los meses de marzo y junio. Son pequeñas y lisas, con la carne compacta. Su sabor es suave y ligeramente dulce. Su tiempo de conservación es más reducido que otras clases de patatas, porque su contenido en agua es elevado.
  • Patatas de estación: se recolectan teniendo en cuenta su punto justo de maduración, es decir, entre junio y finales de la época estival. Son más grandes y secas que las patatas tempranas. Son muy versátiles en la cocina, por su cantidad equilibrada de almidón y su punto medio de humedad.
  • Patatas viejas o tardías: se recogen en octubre, más tarde del punto óptimo de maduración. Con un tono amarillo y la piel gruesa, son más arrugadas y oscuras que sus compañeras. El sabor es mucho más intenso que las patatas tempranas. Son la tipología que contiene una menor cantidad de agua, por lo tanto, la concentración de almidón es mayor que en el resto.

Variedades de patatas más comunes según su origen

  • Patata Kennebec: es la más cosechada en el continente europeo. Este tubérculo es grande y ovalado, con la piel fina y su interior blanquecino. Es una patata muy almidonada por su bajo contenido de agua. Es de las más versátiles, ya que es ideal para asar, cocer o guisar.
  • Patata Agria: es un poco más oscura y alargada que la variedad Kennebec y su interior es compacto y de un tono amarillento. Presume de un equilibrio excelente entre agua y fécula, del mismo modo que contiene muy pocos azúcares. No se aconsejan para cocer, pero sí para freír.
  • Patata Monalisa: provienen del País Vasco y del sur de Francia. Como son de recolección temprana, su piel es suave y de color amarillo. Muy equilibradas en almidón y agua, son perfectas tanto para hervir como para freír.
  • Patata Red Pontiac: conocida popularmente como “patata roja”, se caracteriza por tener la piel roja y la carne blanquecina. Esta patata de recolección semitemprana tiene un alto contenido en azúcares y es baja en almidón, por lo que es muy rica a nivel culinario.
  • Patata Spunta: esta nueva variedad de patata es originaria de Holanda. Su forma es redondeada y son de un tono amarillo clarito. Su sabor y textura es suave. Su tiempo de conservación es bastante más reducido que otras patatas.
  • Patata Vitelotte: es la variedad de patata más exótica, por su piel morada y su carne de color lila. Su sabor y textura es suave y cremosa. Es un tubérculo muy valorado a nivel culinario, gracias a sus ricas propiedades nutricionales.

5 consejos para conservar las patatas en casa

Toma nota de las siguientes recomendaciones para alargar la vida útil de las patatas y evitar que germinen y lleguen a pudrirse mucho antes de tiempo:

Bolsa tela patatas

1. Las patatas necesitan respirar

Cuando regreses de la compra acuérdate de guardar las patatas en un envase que deje pasar el aire, el objetivo no es otro que proteger las patatas de los ambientes húmedos. A la pregunta “¿es bueno guardar las patatas en recipientes?” los expertos coinciden en que no debes conservarlas en envases de plástico. Por el contrario, recomiendan utilizar bolsas de tela o cajas de madera con el fondo acolchado con paja seca o papel de periódico.

 

2. A las patatas no les gusta la luz

Lo ideal es guardar las patatas en un lugar oscuro. ¿El motivo? Porque si hay demasiada luz las patatas germinan, se encogen y pierden turgencia. La luz también favorece la aparición de glicoalcaloides y clorofila, que al interactuar entre sí hacen que la patata se vuelva de un sabor amargo y de color verdoso, pudiendo ser tóxica para el consumo humano.

 

3. Las patatas prefieren un ambiente fresquito

Controla la temperatura porque estos tubérculos pierden agua, se oxidan y les salen brotes si no los conservamos en un lugar idóneo. Desde Aldi recomendamos que las almacenes en un lugar fresco, entre 7 y 11º. Entonces, ¿dónde guardar las patatas? Por ejemplo, en la despensa o en el garaje. Importante: nada de nevera, ya que la patata se oscurece y se vuelve más dulce por la pérdida de almidón.

 

4. Las patatas huyen de la humedad

Si almacenas las patatas en un lugar húmedo o frío su carne se ablanda. Es automático, al humedecerse tienden a pudrirse y también adoptan un desagradable sabor dulce. En resumen, consérvalas en un sitio seco.

 

5. Las patatas no quieren compañía

Es conocido que algunas frutas y verduras perjudican el estado de conservación de otros alimentos porque liberan etileno, un gas de maduración. Así que, si quieres que las patatas se conserven por más tiempo, guárdalas en solitario. En este sentido, ten especial cuidado con las cebollas.

¿Cómo conservar patatas cocidas?

Las patatas cocidas pueden guardarse en el frigorífico durante 3 o 4 días. Puedes reservarlas en un tuper hermético o bien en un plato cubiertas con un paño o un trozo de papel absorbente de cocina. De todos modos, tanto el olfato como la vista son sentidos que nos pueden ayudar a confirmar el buen estado de las patatas. De hecho, en ninguna circunstancia las patatas deben oler a humedad, ni tampoco su carne debe tener un aspecto vidrioso, marrón o con manchas. En definitiva, mucha atención a estas señales.

¿Cómo conservar patatas peladas?

Si te han sobrado patatas y ya están sin piel, sigue nuestro #AldiConsejo: mete las patatas en un recipiente con agua fría y rocía un poquitín de zumo de limón. Si quieres puedes taparlas con un poco de papel film y a la nevera. ¡Importante! No se aconseja tenerlas mucho tiempo en remojo, porque este tubérculo absorbe mucho el agua y afectará a la hora de cocinarlas.

¿Se puede congelar la patata?

La patata es uno de esos alimentos que responde muy negativamente a la congelación. Y es que, afecta tanto al sabor como a la textura de la patata, que resulta muy acuosa. Por lo tanto, recomendamos no congelar la patata. ¿Por qué? Porque la fécula se deshace al congelar. #AldiConsejo: siempre es mejor pasarse por Los frescos más frescos de El Mercado y optar por patatas frescas y de calidad, al mejor precio.

¿Qué hacer cuando compramos mucha cantidad?

Si compras demasiados kilogramos de patatas, guárdalas en una caja grande de cartón y cubre el interior con papel de periódico. Luego te recomendamos que les eches pimienta negra para protegerlas de los insectos. Después cubre las patatas con más papel de periódico y almacénalas en un lugar seco y fresco.

Mucha patata. Poco precio.

receta presa cerdo patata y queso

En Aldi somos de patata. De la mejor calidad y por muy poco, claro. Si quieres comprobarlo, pásate por tu supermercado Aldi más cercano. Un adelanto de lo que podrás degustar si te haces con nuestras súper patatas: tortilla de patatas horneadas, ensalada de patata, timbal de confit de pato y puré de patatas, presa de cerdo con rostis de patata y queso, costillas de cerdo con patatas y salsa barbacoa y salmón al horno con patatas y cebolla. ¡Si te has quedado con hambre, consulta todas nuestras recetas! Para chuparse los dedos.

Fuentes:

  • Canalcocina.es
  • Enestadocrudo.com
  • Directoalpaladar.com
  • Enfemenino.com
  • Elespanol.com
  • Aldi.es

Aviso para

Error Se ha producido un error. Por favor inténtalo más tarde.

¿Te avisamos cuando el producto esté disponible? *

Selecciona la fecha *

Día del aviso
Dos días antes
Un día antes
El día de la oferta
Hora
00:00
01:00
02:00
03:00
04:00
05:00
06:00
07:00
08:00
09:00
10:00
11:00
12:00
13:00
14:00
15:00
16:00
17:00
18:00
19:00
20:00
21:00
22:00
23:00

Campos requeridos

Notas
  • Para poder utilizar nuestro servicio de aviso de disponibilidad de producto en tienda, necesitamos confirmar antes tus datos. Primero introduce tu dirección de correo electrónico y haz clic en "Activar aviso". Recibirás un email con el enlace de activación. Una vez lo tengas debes haz clic en el enlace que se encuentra dentro del mensaje para activar el servicio de aviso. A partir de aquí, podrás utilizar siempre los avisos sin necesidad de autentificar más datos.
  • Rellena aquí, al menos, los campos marcados con *.
  • Para poder enviar este formulario, debes tener activa la aceptación de las cookies en los ajustes de seguridad de tu navegador.
  • Este aviso sólo se puede enviar si la fecha seleccionada es futura y una vez hayas completado con éxito el proceso de autentificación de tu dirección de correo electrónico.
  • Guardamos tu dirección de correo electrónico para enviarte avisos de los productos seleccionados y también para posibles futuros avisos sobre este servicio con fines de autentificar de nuevo tus datos. Te puedes dar de baja de este servicio en cualquier momento mediante el " Formulario de baja del servicio". Por favor, ten en cuenta que la activación del servicio sólo la puedes realizar si eres el destinatario del mismo.
div>

¡Este producto ya está disponible en tu supermercado!

El servicio de aviso está desactivado.

Aviso de disponibilidad

¡Gracias! El aviso se ha activado correctamente.

Recibirás un aviso el día ${date} a las ${time}.

Debes confirmar tu email.

Debes seleccionar el SMS.

Debes seleccionar algún método para el aviso.

En breve recibirás un e-mail en la cuenta de correo facilitada para confirmar tu dirección. Haz clic en el enlace que encontrarás en este correo para verificarlo. Si no se abre la página de confirmación, puedes copiar y pegar el enlace en tu navegador.

Te enviaremos otro mensaje por SMS para confirmar tu número de teléfono. Una vez recibido, accede al enlace que encontrarás en el mensaje para verificar tu número.

En breve recibirás un correo electrónico y un SMS para confirmar tu email y tu número de teléfono. Una vez recibidos, accede al enlace que encontrarás en los mensajes para verificar tus datos. Si no se abre la página de confirmación, puedes copiar y pegar el enlace en tu navegador.