Tu tienda
Titular de error Mensaje de error: error general
Tu tienda
Derechos Humanos

Derechos Humanos

Declaración de principios sobre el respeto a los Derechos Humanos

En el grupo ALDI somos plenamente conscientes de la responsabilidad que tenemos en el ámbito de los derechos humanos. Creemos que el éxito empresarial a largo plazo solo es posible si se reconocen y respetan los derechos humanos. Los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, parte integrante de los planes de acción nacionales de los países implicados, constituyen la base de nuestra estrategia y abordan el requisito de diligencia debida en materia de derechos humanos. Nos comprometemos a identificar y eliminar los impactos negativos en el ámbito de los derechos humanos de los que somos directa o indirectamente responsables. Por otro lado, también nos comprometemos a informar con regularidad y transparencia sobre los resultados, el progreso y los problemas que surjan al aplicar dichos principios rectores.

La tabla muestra cómo trabajamos la obligación de diligencia debida en materia de derechos humanos.

Plan de acción Derechos Humanos

Declaración de principios

Nuestras acciones pueden tener un impacto negativo, directo o indirecto, en las personas empleadas en nuestras cadenas de suministro. Nos corresponde un papel muy importante a la hora de generar conciencia sobre derechos humanos y colaborar con empresas proveedoras y demás actores externos, como gobiernos o sindicatos, para prevenir o mitigar los impactos negativos de nuestras actividades comerciales. Sabemos que las violaciones de derechos humanos son un problema sistémico internacional que afecta a todos los sectores económicos. En este sentido, se debe prestar especial atención a determinados grupos, tales como minorías y mujeres, puesto que son potencialmente más vulnerables a sufrir violaciones de derechos humanos fundamentales. En este contexto, abogamos por la creación de un marco legal a nivel europeo o internacional.

Nuestro planteamiento se basa en entender la complejidad de las cuestiones y mejorar continuamente los procesos que implementamos para prevenir o mitigar las violaciones de derechos humanos. ALDI respeta todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente. Al mismo tiempo, somos conscientes de que, como cadena de distribución de alimentos, ciertos aspectos de los derechos humanos tienen especial relevancia en nuestro caso, puesto que podrían verse muy afectados por nuestras actividades comerciales. Por ejemplo, prohibición de discriminación, derecho a la salud y la seguridad, libertad sindical, derecho a un salario justo, cumplimiento de la jornada laboral y prohibición de emplear mano de obra infantil o trabajo forzoso.

Como empresa, para proceder con la diligencia debida en materia de derechos humanos, es preciso que haya un posicionamiento e implicación clara por parte del equipo directivo. Por ello, ALDI ha publicado una Declaración de principios sobre el respeto a los Derechos Humanos (PDF, 243 KB) que deja patente nuestra postura.

“Agradecemos encarecidamente que ALDI Nord se comprometa a proteger los derechos humanos mediante una declaración de principios específica. La implementación continua de procesos de diligencia debida en materia de derechos humanos, tanto dentro de las propias actividades comerciales como en las relaciones empresariales generadas en la cadena de valor, es uno de los objetivos fundamentales de los 10 Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas”.

Marcel Engel, director ejecutivo, Global Compact Network, Alemania

Nuestra Política de responsabilidad corporativa y el Acuerdo Adicional Sobre Estándares Sociales incluyen unas directrices de carácter vinculante para nuestros asociados comerciales y para nosotros mismos a fin de crear unas cadenas de suministro sostenibles. Estos documentos definen nuestras expectativas en relación con unas condiciones de vida y laborales dignas, así como el respeto por los derechos humanos en los procesos de fabricación de nuestros productos.

Nuestros objetivos estratégicos  

Dentro de nuestra Estrategia de Cadena de Suministro y Recursos hemos desarrollado cinco objetivos junto con medidas tangibles relacionadas con los derechos humanos. Nos esforzamos por alcanzar estos objetivos y aplicar las medidas antes de 2027 para cumplir aún mejor nuestras obligaciones en materia de derechos humanos. Queremos mejorar nuestro proceso de diligencia debida en consonancia con los UNGP, por ejemplo, mediante el desarrollo de una Política de trabajo forzoso e infantil, un compromiso para promover la igualdad de género y la realización de evaluaciones de impacto sobre los derechos humanos (HRIA). En las áreas en las que tenemos mayor influencia, queremos poner en marcha proyectos juntos con empresas asociadas para, por ejemplo, hacer realidad los salarios dignos. Aumentaremos nuestros esfuerzos en el ámbito de la medición de nuestra eficacia y ampliaremos nuestros enfoques de forma continua. Además, queremos implantar mecanismos eficaces para las quejas en nuestras cadenas de suministro de alto riesgo para 2025 y defender públicamente los derechos humanos, por ejemplo, mediante la participación en la MSI y el diálogo político, así como a través de diálogos con sindicatos internacionales expertos. También hemos incluido en nuestra estrategia objetivos de mayor transparencia en nuestras cadenas de suministro.

Identificación de posibles impactos adversos

La producción de bienes a lo largo de complejas cadenas de suministro puede tener un impacto negativo en los derechos humanos. Sabemos que los mayores riesgos están principalmente relacionados con la etapa de producción primaria, aunque no es hasta la etapa de preparación final cuando podemos ejercer una influencia directa.

Uno de nuestros objetivos estratégicos es integrar la sostenibilidad en todas las compras, lo que significa reflejar nuestros compromisos con los derechos humanos en las compras de productos, requiriendo un enfoque de colaboración con las empresas proveedoras. Por ello, hemos desarrollado un programa de evaluación de empresas proveedoras de productos no alimentarios, que lleva varios años en funcionamiento.  Ampliando el programa al sector alimentario, hemos probado con éxito este enfoque con las empresas proveedoras actuales y potenciales de la banana para 2019. El objetivo de esta evaluación es ampliar la integración de los criterios de RC en las decisiones de compra, reflejando el rendimiento de sostenibilidad de las empresas proveedoras más allá de la certificación. Los criterios evaluados incluyen, entre otros, los métodos de las empresas proveedoras para supervisar las condiciones laborales en el país de origen y si apoyan programas que ofrecen beneficios adicionales a las personas trabajadoras y sus familias. Tenemos previsto ampliar la evaluación de empresas proveedoras a todas las cadenas de suministro de alimentos de alto riesgo para 2027. A largo plazo, queremos acompañar estas medidas con el desarrollo de una Estrategia de Aprovisionamiento Ético en todo el grupo para alcanzar nuestro objetivo de compras sostenibles.

Nos proponemos trabajar junto con nuestras empresas proveedoras para resolver las cuestiones o los problemas que puedan surgir, y para conseguir mejoras a lo largo de nuestras cadenas de suministro. Asimismo, nos comprometemos a mantener este diálogo y asumir la responsabilidad común de velar por los derechos humanos. Somos conscientes de que se va a tardar un tiempo en resolver cuestiones relativas a los derechos humanos debido a la complejidad y delicadeza del tema. No es nuestra intención suspender ninguna relación comercial en caso de identificar problemas de esta naturaleza. Sin embargo, sí que vamos a procurar encontrar soluciones en colaboración con nuestras empresas proveedoras y productoras. En caso de que se produzcan reiteradas violaciones y no se observe ningún avance, nos reservamos el derecho de dar por terminada la relación comercial pertinente.

En el caso de productos no alimentarios, hacemos un seguimiento regular de las condiciones laborales en las fábricas ubicadas en países de riesgo elevado. Las certificaciones y auditorías sociales, realizadas por personal profesional externo, presentan una visión completa de nuestra producción de artículos no alimentarios. Consideramos que estas auditorías sociales llevadas a cabo por terceros son un primer paso muy importante para obtener información sobre el cumplimiento de las normas exigidas. Al mismo tiempo, somos conscientes de que estos procesos normalizados no siempre son suficientes para detectar todos los problemas. Por ello, personal de ALDI local y especializado también realiza evaluaciones de fábricas en colaboración con las empresas que nos proveen; son las llamadas Auditorías Sociales de ALDI (ASAs). En estas visitas in situ estamos en contacto con las personas implicadas y los grupos potencialmente afectados, a fin de mejorar y prevenir violaciones de los derechos humanos. Involucramos a las empresas proveedoras que participen en estos procesos para identificar y reducir posibles riesgos de forma más eficaz.

Como empresa minorista, nos centramos especialmente en la identificación de los riesgos relacionados con los derechos humanos en las cadenas de suministro de alimentos. Además de medidas como análisis de riesgo en materia de derechos humanos, evaluaciones de impacto en los derechos humanos o evaluaciones de empresas proveedoras, hemos aumentado el número de auditorías sociales realizadas en nuestras cadenas de suministro de alimentos. Con el apoyo de los servicios de una empresa externa proveedora, queremos conseguir una visión completa y exhaustiva de las cadenas de suministro de riesgo elevado con el fin de definir mejoras.

"Más allá del modelo de auditorías"

Consideramos que las auditorías sociales realizadas por terceros constituyen el primer paso en la recopilación de información relativa al estado de los derechos humanos en los centros de producción y en la introducción de mejoras.

Sin embargo, somos conscientes de que no siempre ofrecen una imagen fiel de las condiciones laborales reales y es posible que no logren identificar problemas ocultos, por ejemplo, trabajo forzoso, discriminación o acoso. Por lo tanto, apostamos por adoptar una forma de abordar el comercio ético que va más allá del mero cumplimiento normativo y que no se basa exclusivamente en las auditorías sociales. Para ello, complementamos nuestro método de auditorías con otras acciones, como visitas in situ, formación y comunicación con empresas productoras y asociados comerciales, participación en iniciativas de múltiples partes interesadas, y proyectos sobre el terreno. Para lograr mejoras sostenibles de las condiciones laborales, es preciso adoptar este enfoque colaborativo que respalde el comercio ético entre las filiales ALDI y nuestras empresas proveedoras. Con el proyecto ALDI Factory Advancement (AFA), ALDI ha puesto en marcha una herramienta eficaz para mejorar las condiciones laborales en fábricas de ropa bengalíes que elaboran los artículos de nuestro surtido. El proyecto AFA arrancó en 2013 y se centra en que las propias personas trabajadoras de las fábricas desarrollen soluciones sostenibles para mejorar las condiciones laborales. Para ello, el fomento del diálogo y la colaboración entre la plantilla y el personal responsable es prioritario. Solo este compromiso y la responsabilidad corporativa de ambas partes generarán cambios positivos duraderos.

Evaluaciones de riesgos para los derechos humanos (HRRAs)

En 2018 ALDI analizó, de manera exhaustiva y junto con una empresa externa colaboradora, los riesgos para los derechos humanos dentro de las cadenas de suministro de alimentos y productos agrícolas. El objetivo de esta evaluación era identificar los riesgos de grupo para los derechos humanos a lo largo de nuestras cadenas globales de suministro y, al mismo tiempo, ver dónde podemos ejercer nuestra influencia de la forma más eficaz. El análisis abarcó toda la cadena de suministro, con especial atención en la producción primaria, así como en la etapa de producción.

Las evaluaciones se basaron en datos como volumen de compras, ubicación de los centros de producción e información comercial internacional del sector. Por otro lado, también se incluyeron numerosos estudios e índices, como el Índice Global de la Esclavitud (GSI), el Índice de Desempeño Ambiental (EPI) o el índice de percepción de la corrupción de la organización Transparency International.

En las evaluaciones se identificaron riesgos para los derechos humanos tanto de tipo social como medioambiental a lo largo de las cadenas de suministro. Se llevó a cabo una evaluación de riesgos general para cada país de producción y de origen de nuestros productos. El análisis también incluyó riesgos de tipo medioambiental, tales como la vulnerabilidad del clima, la escasez de agua y la contaminación industrial, puesto que estos factores pueden tener un impacto indirecto en los derechos humanos.

Además de la evaluación realizada por una empresa proveedora de servicios, también identificamos las materias primas españolas e italianas como grandes prioridades. Nuestra evaluación interna de datos muestra que una parte significativa de nuestras frutas tropicales procede de esos países. Además, la clasificación de la cadena de suministro de alto riesgo se basa en nuestra experiencia interna en materia de derechos humanos y en diálogos con partes interesadas expertas.

Actualizaremos periódicamente nuestro análisis de riesgos disponible públicamente para mostrar la evolución de la priorización de nuestros procesos de diligencia debida en materia de derechos humanos.

Se tuvieron en cuenta los siguientes ocho indicadores:

Riesgos sociales

Derechos de las personas trabajadoras: impactos negativos en los derechos de las personas trabajadoras, entre otros: exceder la jornada laboral permitida, salarios bajos, riesgos para la salud y la seguridad, acoso laboral, hostigamiento y abuso, discriminación o restricción de libertad sindical.

Discriminación de género: evaluación de diferencias de trato entre hombres y mujeres y riesgo de que haya discriminación por motivos de género, por ejemplo, mediante discriminación o abuso de género en relación con salarios y condiciones laborales.

Trabajo infantil: riesgo de que menores de edad realicen trabajos que puedan tener un impacto adverso en su salud o desarrollo, o empleo de menores en edad escolar.

Trabajo forzoso u obligado: hace referencia a formas modernas de esclavitud y tráfico de personas, por ejemplo, ejerciendo presión, reteniendo salarios o mediante otras formas de coacción.

 

Riesgos medioambientales

Escasez de agua: riesgo de que la demanda de agua en un país supere la disponibilidad de este recurso, lo que conlleva un acceso limitado al suministro de agua para uso personal o como fuente de ingresos.

Vulnerabilidad del clima: evaluación del riesgo actual y futuro de que un determinado país sufra fenómenos meteorológicos extremos. Por otro lado, también se evaluó la voluntad de los sectores público y privado de invertir en los cambios necesarios (por ejemplo, en caso de sequías, inundaciones o huracanes).

Deforestación y conversión de tierras: probabilidad de que los productos se cultiven en tierras que hasta hace poco eran zonas forestales con un alto valor de conservación, lo que puede significar la destrucción de bosques con elevado interés de conservación.

Contaminación industrial: contaminación generada por la fabricación de productos que, a su vez, da lugar a una contaminación acústica, del aire y del agua, así como a la generación de residuos (químicos).

Infografía Derechos Humanos 1
Infografía Derechos Humanos 2

Los gráficos muestran las materias primas y categorías de productos identificadas para ALDI con un riesgo elevado de que se produzcan violaciones de derechos humanos y, por lo tanto, consideradas muy relevantes:

- Tipo de materia prima: 1. Cacao, 2. Café, 3. Frutos secos y 4. Frutas tropicales

- Tipo de centro de producción: 1. Pescado y marisco, 2. Verduras y frutas enlatadas, así como alimentos congelados, 3. Condimentos, aceites, salsas, hierbas y especias

Evaluaciones del impacto en los derechos humanos (HRIAs)

En noviembre de 2020 empezamos a realizar tres Evaluaciones del impacto en los derechos humanos (HRIAs, por sus siglas en inglés) en diferentes cadenas de suministro de alimentos de alta prioridad. El objetivo es entender e identificar el impacto negativo, tanto potencial como real que tienen nuestras actividades comerciales en el personal empleado y en otros titulares de derechos. Las evaluaciones se llevarán a cabo junto con personas expertas locales, poniendo especial atención a riesgos para los derechos humanos de mujeres y pequeños profesionales agrícolas. Tendremos en cuenta varios colectivos relevantes, por ejemplo, plantilla, asociaciones de empresas productoras, organizaciones de la sociedad civil y sindicatos. En el ámbito de la HRIA, empezaremos a agregar datos específicos de género para detectar las diferencias salariales entre mujeres y hombres en nuestras cadenas de suministro. También queremos entender cómo las personas que se encuentran a lo largo de nuestras cadenas de suministro contribuyen al valor de nuestros productos con su trabajo.  Queremos mejorar nuestros datos haciendo un seguimiento continuo de la eficacia de nuestras medidas en igualdad de género y con los derechos humanos en general. Nuestro enfoque es desarrollar medidas específicas a partir de los resultados de la HRIA para cumplir aún mejor nuestra diligencia debida en materia de derechos humanos. Publicaremos los primeros resultados, así como las medidas relacionadas con las HRIA, a finales de 2021. Nuestro objetivo es realizar y publicar hasta 12 HRIA para finales de 2025, al menos una en cada cadena de suministro de alto riesgo. Analizaremos nuestras cadenas de suministro de alto riesgo de forma periódica.

Medidas adoptadas para mitigar y prevenir impactos negativos en los derechos humanos

Los derechos humanos en las cadenas de suministro globales son un tema muy complejo que precisa un análisis exhaustivo y un planteamiento holístico para lograr mejoras a largo plazo. Nuestro análisis de riesgos es un paso muy importante a la hora de identificar posibles riesgos significativos para los derechos humanos en las cadenas de suministro y establecer las prioridades adecuadas.

Por lo tanto, prestaremos especial atención a las materias primas identificadas como de alta prioridad en el análisis, es decir, café, cacao, frutos secos y frutas tropicales en los respectivos países de origen.

Estamos desarrollando medidas concretas para reducir estos riesgos. Por otro lado, ya estamos adoptando una serie de medidas encaminadas a reducir los riesgos para los derechos humanos en nuestras cadenas de suministro tanto alimentarias como de otra naturaleza:

  • Formación a la plantilla
  • Introducción de los esquemas de certificación y auditoría en nuestras tomas de decisiones de compra, y definición de objetivos en materia de sostenibilidad, por ejemplo, en nuestras políticas de compra
  • Cualificación de los centros de producción en el marco de nuestro proyecto ALDI Factory Advancement (AFA Project)
  • Formación a las empresas proveedoras
  • Evaluación de las empresas proveedoras y mayor colaboración con aquellas que presentan una buena actuación en materia de responsabilidad corporativa
  • Puesta en marcha de proyectos en países de origen, por ejemplo: proyecto del café en Colombia, PRO-PLANTEURS en la Costa de Marfil, apoyo a las pequeñas empresas productoras de aceite de palma en África occidental junto con Solidaridad
  • Análisis de la eficacia de las medidas adoptadas en el marco de nuestros proyectos en países de origen y cadenas de suministro

Compromiso con las pequeñas empresas productoras

Trabajamos con muchos tipos diferentes de agentes comerciales, desde pequeños negocios familiares hasta grandes compañías internacionales, y sabemos que las pequeñas empresas productoras se enfrentan a numerosas dificultades. A causa de muchos factores que estas empresas no pueden controlar, como el cambio climático, condiciones meteorológicas impredecibles, precios internacionales de la energía con un gran impacto en los gastos de producción, y falta de acceso al mercado, puede ser todo un reto cultivar una cantidad estable de productos. Muchas veces, las pequeñas empresas productoras no pueden ganarse la vida así, y somos conscientes del importante papel que nos corresponde para ayudarlas a que lo consigan. Actualmente estamos participando en una serie de proyectos e iniciativas, como PRO-PLANTEURS, Foro Mundial Bananero y Juice CSR Platform, que ayudan a pequeñas empresas productoras. Tenemos previsto seguir colaborando y ampliar nuestro compromiso con la integración de nuevas medidas.

Compromiso con la igualdad de género

ALDI cree que todas las personas trabajadoras deben recibir un trato justo. No toleramos ninguna forma de discriminación y nos comprometemos a lograr la igualdad de género en nuestro propio negocio y en las cadenas de suministro. Reconocemos que la mayoría de las personas trabajadoras de muchas de nuestras cadenas de suministro son mujeres y que pueden verse afectadas de forma desproporcionada. Algunos de los problemas a los que se enfrentan las trabajadoras son la desigualdad de trato, el riesgo de discriminación por razón de género en cuanto a salarios y condiciones de trabajo, el acceso limitado a la tierra, funciones productivas no remuneradas y funciones de cuidado y de educación. Para destacar nuestros esfuerzos y promover el empoderamiento de las mujeres dentro de nuestras cadenas de suministro y dentro del grupo de empresas ALDI Nord, firmamos los Principios de Empoderamiento de las Mujeres de la ONU y publicaremos una política de género y partes de nuestro plan de acción de género en otoño de 2021.

 

Nuestra política de igualdad de género en nuestras cadenas de suministro

  • describe los principios de ALDI respecto a la igualdad de género, así como las expectativas y el apoyo a las empresas asociadas comerciales. Entre otros, estos principios incluyen la garantía de la salud con enfoque de género y la seguridad en los centros de producción, el fin de la violencia de género, así como la igualdad de género en la contratación, la formación, la promoción y la remuneración.
  • incluye el concepto de interseccionalidad, ya que sabemos que la desigualdad de género a menudo se cruza con otras formas de discriminación.
  • abarca los retos específicos a los que se enfrentan las mujeres y sus causas fundamentales.
  •  incluye pasos sobre cómo nos esforzamos para integrar los principios en nuestro proceso de diligencia debida, por ejemplo, con el aumento de la transparencia y la publicación de datos específicos de género.
  • Presenta un compromiso regular, significativo y constructivo con las empresas comerciales asociadas y los sindicatos sobre el tema de los derechos de las mujeres. Para poner en práctica la política y los principios, estamos elaborando un plan de acción de género que contiene medidas y objetivos con plazos definidos. Este plan también incluirá tareas que garantizarán la integración de la igualdad de género en nuestro proceso de diligencia debida. El plan de acción de género abarca, entre otras, las siguientes tareas
  • Reunir y publicar datos específicos de género para conocer mejor las cadenas de suministro que tienen una alta proporción de mujeres representadas y los puestos que ocupan, así como detectar las diferencias salariales entre mujeres y hombres. Para finales del 2023, sistemáticamente, seguiremos haciendo seguimiento y divulgación de los resultados de este análisis en al menos 3 cadenas de suministro no alimentarias de alto riesgo hasta los niveles de producción/explotación.
  • Si el análisis muestra diferencias salariales entre hombres y mujeres, para el 2026 realizaremos progresos significativos en la eliminación de la brecha salarial entre hombres y mujeres en al menos 3 cadenas de suministro de alto riesgo e informaremos de nuestros progresos
  • Abordar la violencia y el acoso por razón de género y publicar medidas para integrar aún más este tema en nuestros procesos existentes, como las auditorías sociales de ALDI y las entrevistas a las personas trabajadoras, alineados al Convenio 190 de la OIT y las directrices existentes, antes de finalizar el 2023.
  • Sensibilizar a todas nuestras empresas proveedoras sobre la igualdad de género y ayudarles a cumplir los principios establecidos en la política de género. En 2022 se ultimará una directriz al respecto.
  • Basándose en esta guía, apoyaremos a nuestras empresas proveedoras para que eliminen los obstáculos en el marco de la representación de las mujeres en 3 cadenas de suministro de alto riesgo para finales del 2023 e iremos informando al respecto.
  •  Apoyar las compras sensibles al género mediante el aumento de la proporción de productos comprados a empresas dirigidas por mujeres para finales del 2023
  •  Incluir la desigualdad de género en nuestras evaluaciones de riesgo continuas para trazar un mapa y publicar las cadenas de suministro de alto riesgo (alimentarias y no alimentarias) en las que las trabajadoras son más frecuentes para el 2022.
  • Para entender mejor la gravedad y la probabilidad de los riesgos que afectan a las mujeres en nuestras cadenas de suministro, incluimos los aspectos de género en nuestras evaluaciones de impacto sobre los derechos humanos. De promedio, realizaremos una HRIA para cubrir los aspectos de género anualmente En el marco de estas evaluaciones, colaboramos con organizaciones de defensa de los derechos de la mujer y partes interesadas locales para comprender los riesgos y las causas fundamentales, así como el impacto de ALDI en la discriminación de género en las cadenas de suministro. Nuestra HRIA irá acompañada de un plan de acción con plazos definidos, destinado a mejorar las condiciones de trabajo, teniendo en cuenta las necesidades específicas de las mujeres trabajadores. Nos comprometemos con las partes interesadas para validar los resultados e informaremos públicamente sobre el plan de acción y los compromisos como muy tarde a mediados del 2023.

 

En nuestras cadenas de suministro textil, hemos detectado que muchas personas trabajadoras dependen de los servicios de guardería de las fábricas debido a las limitaciones económicas y a la falta de opciones de cuidado alternativas. Con nuestro proyecto ALDI Factory Advancement Project PLUS, apoyamos la mejora de las ofertas de guarderías internas, entre otras. Estos proyectos también formarán parte del plan de acción.

Nos hemos fijado el objetivo de establecer mecanismos de reclamación que cumplan los requisitos del marco de los Principios Rectores de la ONU (UNGP) en nuestras cadenas de suministro de alto riesgo para 2025. También investigaremos sobre las necesidades específicas de género para implantar mecanismos de reclamación seguros, eficaces y sensibles al género. Nos comprometemos a informar sobre los aprendizajes de los proyectos que dirigimos junto con otras empresas minoristas y empresas asociadas en las cadenas de suministro de alimentos globales para finales de 2022 y reflejaremos si el mecanismo de quejas es seguro y eficaz para las mujeres, si se ofrecen recursos y cómo se abordan los obstáculos. Además, daremos detalles sobre la funcionalidad (incluyendo las organizaciones locales de mujeres) para el cumplimiento de los criterios de calidad de los UNGP.

Estamos continuamente en contacto con las partes interesadas externas para asegurarnos de que cumplimos con las expectativas hacia ALDI como una de las principales empresas minoristas internacionales y reforzaremos aún más nuestro diálogo con las organizaciones de derechos de las mujeres y los sindicatos para validar nuestra política de género y nuestro plan de acción con el fin de satisfacer mejor las necesidades de las mujeres.  Además, promoveremos la representación y los derechos de las mujeres en estos diálogos, siempre que sea posible.

Parte de nuestro actual trabajo es comprender y abordar los bajos salarios en las cadenas de suministro del chocolate, naranja y banana, para ello a partir de mediados del 2023 publicaremos anualmente nuestros avances en la mejora de los salarios de todas las personas trabajadoras de estas cadenas de suministro

Muchas de las causas fundamentales de la desigualdad de género son difíciles de abordar como empresa individual, pero haremos nuestra parte para contribuir en la igualdad de género y nos proponemos además defender y concienciar sobre la igualdad de género, interna y externamente, dentro de las iniciativas de múltiples partes interesadas e individualmente.

Compromiso para acabar con el trabajo infantil y el trabajo forzoso 

En todo el mundo, muchos menores siguen viéndose afectados por el trabajo infantil y el trabajo forzoso, la mayoría de ellos en el sector privado. Dado que se detectan casos de trabajo forzado y trabajo infantil tanto en la industria como en el sector agrícola, para Grupo Aldi es fundamental abordar estos graves problemas. Por ello, realizamos periódicamente evaluaciones sociales en nuestras instalaciones de producción para identificar los impactos negativos sobre los derechos humanos y poner remedio cuando sea necesario. También nos basamos en certificaciones cuyos requisitos incluyen la prevención del trabajo infantil y forzado.

Para subrayar la relevancia de estas cuestiones y garantizar que estos riesgos se minimicen aún más, publicaremos Políticas sobre trabajo infantil y Política de trabajo forzoso a principios de 2021. Estas políticas se aplicarán a nuestras cadenas de suministro no alimentarias y textiles, así como a nuestras cadenas de suministro alimentarias. Nuestra política sobre trabajo forzoso es un enfoque proactivo para prevenir el trabajo forzoso y, por ejemplo, tomaremos medidas para garantizar que las personas migrantes no tengan que pagar tasas de contratación (principio de que la empresa paga). 

Apoyo a las condiciones marco europeas y compromiso mutuo

Hemos visto que una organización o empresa no puede evitar por sí sola las violaciones sistemáticas de los derechos humanos. La experiencia nos dice que las colaboraciones e iniciativas conjuntas consiguen más resultados a la hora de mejorar las condiciones laborales dentro de las cadenas de suministro, especialmente si los problemas son de carácter sistémico y las cadenas de suministro abarcan a muchas empresas. Defendemos continuamente los derechos humanos en nuestras iniciativas, asociaciones y relaciones comerciales. Por lo tanto, apoyamos soluciones sostenibles que requieren la colaboración de todas las personas implicadas a nivel político, económico y social que sean relevantes. En nuestro documento de posición pedimos un marco jurídico, al menos a nivel europeo, para la aplicación de una diligencia debida obligatoria en materia de derechos humanos claramente definida, práctica y eficaz a largo plazo. Esto crearía unas condiciones equitativas y hace que los derechos humanos a lo largo de las cadenas de suministro no sean negociables. Además, hemos firmado, junto con otras 25 empresas, la declaración conjunta del Business & Human Rights Resource Centre, que celebra el anuncio de la Comisión Europea de lanzar una iniciativa legislativa sobre la diligencia debida obligatoria en materia de derechos humanos y medio ambiente.

Ya participamos en iniciativas multisectoriales sobre productos específicos y nos comprometemos a unirnos y participar activamente en otra ICM centrada en cuestiones laborales en las cadenas de suministro de alto riesgo para 2021.

Ejemplos de compromiso continuo:

  • Iniciativa alemana sobre el cacao sostenible
  • Beyond chocolate
  • Foro Mundial Bananero
  • Fruit Juice CSR Forum
  • Asociación Alemana para la Sostenibilidad Textil
  • Acuerdo de Bangladesh sobre seguridad en materia de incendios y construcción (ACCORD)
  • Grupo de trabajo de empresas minoristas alemanes sobre ingresos y salarios dignos
  • Hoja de ruta de la IDH sobre salarios dignos
  • Mesa redonda de aceite de palma sostenible (RSPO)

Compromiso voluntario sobre salarios e ingresos dignos

Los salarios e ingresos dignos son parte de los derechos humanos y esenciales si queremos hacer frente a la desigualdad y erradicar la pobreza. Somos conscientes que los ingresos y los salarios que obtienen el personal de pequeñas propiedades o las personas trabajadoras en las cadenas de suministro mundiales son insuficientes para permitir un nivel de vida decente. Reconocemos que puede haber una brecha entre los salarios mínimos legales o salarios pagados, y un salario o ingreso digno, lo cual podría tener un impacto adverso en los derechos humanos.

Por lo tanto, nos esforzamos por crear un cambio duradero en nuestras cadenas de suministro globales reforzando nuestras prácticas de compra responsables que tienen un impacto directo en las condiciones laborales, salarios e ingresos, y aumentando la transparencia y la trazabilidad de nuestra cadena de suministro. Los proyectos piloto como el pago de primas o los proyectos de diversificación de ingresos contribuirán a garantizar la dignificación de las personas trabajadoras, granjas y sus familias.

También entendemos que las negociaciones colectivas tienen un papel relevante para determinar salarios suficientes y se cierren las brechas salariales, por ello, apoyamos las medidas de los gobiernos para promover la negociación colectiva entre el personal y las empresas.

Para destacar nuestro compromiso y demostrar la postura de ALDI, hemos desarrollado nuestra Declaración de posicionamiento internacional sobre salarios e ingresos dignos, la cual es relevante y aceptada por la compañía.

Además de la Declaración de posicionamiento de ALDI sobre salarios e ingresos dignos, formamos parte del grupo de trabajo de minoristas alemanes GIZ , ya que creemos firmemente que una solución efectiva y duradera en este tema necesita de la colaboración e igualdad de condiciones.

En este contexto, hemos firmado un compromiso voluntario en el 2020 para la promoción de salarios e ingresos dignos. En el acuerdo se incluye también el cálculo de las diferencias de salarios e ingresos y la implementación de compras sostenibles junto con personal de compras y empresas proveedoras.

Además del compromiso en nuestras cadenas de suministro de alimentos, desde el 2019 ALDI participa en la Iniciativa Asociación sobre salarios e ingresos dignos de la Asociación Alemana para textiles sostenibles. En esta iniciativa, trabajamos para mejorar la sostenibilidad en nuestras prácticas de compra con el fin de proporcionar a los centros de producción el espacio para el crecimiento continuo y salarial.

Publicaremos actualizaciones periódicas para cumplir nuestras medidas y compromisos,  por ejemplo, como la actual con las tabletas de chocolate de Tony’s. De aquí a 2022, nos proponemos realizar nuevos avances en la reducción de la brecha para un salario digno en otras dos cadenas de suministro en riesgo (naranja y banana) e informar sobre ello.

Sistema de gestión de quejas

Los sistemas de gestión de quejas ofrecen un medio apropiado para identificar los impactos negativos en una fase inicial. Sin embargo, al actuar en el último eslabón de unas complejas cadenas de valor, nos enfrentamos a retos específicos en lo que respecta a su aplicación en los países donde se producen nuestros productos. Para abordar estas dificultades, utilizamos las Evaluaciones del impacto en los derechos humanos (HRIA), que identifican los posibles obstáculos que encuentran las personas trabajadoras a la hora de acceder a los sistemas de gestión de quejas y las acciones correctivas pertinentes. Para establecer mecanismos transparentes de queja y entrar en un intercambio más profundo en relación con los derechos laborales en las cadenas de suministro, participaremos activamente en el diálogo con los sindicatos. Pretendemos adoptar medidas eficaces para superar los obstáculos del personal para ejercer la libertad de asociación y su derecho a la negociación colectiva. En nuestra estrategia, hemos fijado el objetivo de establecer mecanismos de reclamación que cumplan los requisitos de los UNGP en nuestras cadenas de suministro de alto riesgo para 2025. Nos comprometemos a informar sobre los aprendizajes de los proyectos que estamos realizando junto con otros minoristas y asociados en las cadenas de suministro de alimentos globales para finales de 2022. Además, estamos trabajando con otras partes interesadas para establecer mecanismos institucionales de quejas, por ejemplo, a través de nuestra pertenencia a la Asociación Alemana para el Textil Sostenible.

Información y transparencia

La transparencia es un elemento fundamental de la diligencia debida en materia de derechos humanos. Actualmente ya comunicamos las medidas existentes, por ejemplo, en nuestra Memoria de Sostenibilidad o en nuestra web. De cara al futuro, queremos informar más abiertamente sobre los riesgos que afectan a los derechos humanos, así como sobre las medidas que adoptamos, y publicar más información sobre las dificultades y los resultados obtenidos.

El siguiente paso será la publicación de datos específicos de género en tres cadenas de suministro de alto riesgo, así como la brecha de ingreso/salario digno. Estos datos se recogerán en el marco de la HRIA y con la ayuda de estudios que pretendemos realizar junto con empresas proveedoras de servicios externos. En un enfoque gradual, queremos hacer más transparentes nuestras cadenas de suministro de alto riesgo. Por ello, nos comprometemos a publicar los países de origen de todas las cadenas de suministro de alimentos de alto riesgo de ALDI Nord para finales de 2021 y, para finales de 2022, los nombres y direcciones de las empresas proveedoras de primer nivel de nuestras cadenas de suministro de alimentos de alto riesgo. Para 2027, publicaremos la información sobre todos los niveles relevantes de seis de nuestras cadenas de suministro de alta prioridad. Empezaremos con una cadena de suministro y ampliaremos nuestra transparencia a seis de nuestras cadenas de suministro de alta prioridad en los próximos años.

Mejora continua

Somos conscientes de que la aplicación de la diligencia debida en materia de derechos humanos es un proceso de desarrollo continuo. Por consiguiente, nuestros procesos e instrumentos pertinentes se someten a una revisión periódica.

Aviso para

Error Se ha producido un error. Por favor inténtalo más tarde.

¿Te avisamos cuando el producto esté disponible? *

Selecciona la fecha *

Día del aviso
Dos días antes
Un día antes
El día de la oferta
Hora
00:00
01:00
02:00
03:00
04:00
05:00
06:00
07:00
08:00
09:00
10:00
11:00
12:00
13:00
14:00
15:00
16:00
17:00
18:00
19:00
20:00
21:00
22:00
23:00

Campos requeridos

Notas
  • Para poder utilizar nuestro servicio de aviso de disponibilidad de producto en tienda, necesitamos confirmar antes tus datos. Primero introduce tu dirección de correo electrónico y haz clic en "Activar aviso". Recibirás un email con el enlace de activación. Una vez lo tengas debes haz clic en el enlace que se encuentra dentro del mensaje para activar el servicio de aviso. A partir de aquí, podrás utilizar siempre los avisos sin necesidad de autentificar más datos.
  • Rellena aquí, al menos, los campos marcados con *.
  • Para poder enviar este formulario, debes tener activa la aceptación de las cookies en los ajustes de seguridad de tu navegador.
  • Este aviso sólo se puede enviar si la fecha seleccionada es futura y una vez hayas completado con éxito el proceso de autentificación de tu dirección de correo electrónico.
  • Guardamos tu dirección de correo electrónico para enviarte avisos de los productos seleccionados y también para posibles futuros avisos sobre este servicio con fines de autentificar de nuevo tus datos. Te puedes dar de baja de este servicio en cualquier momento mediante el " Formulario de baja del servicio". Por favor, ten en cuenta que la activación del servicio sólo la puedes realizar si eres el destinatario del mismo.
div>

¡Este producto ya está disponible en tu supermercado!

El servicio de aviso está desactivado.

Aviso de disponibilidad

¡Gracias! El aviso se ha activado correctamente.

Recibirás un aviso el día ${date} a las ${time}.

Debes confirmar tu email.

Debes seleccionar el SMS.

Debes seleccionar algún método para el aviso.

En breve recibirás un e-mail en la cuenta de correo facilitada para confirmar tu dirección. Haz clic en el enlace que encontrarás en este correo para verificarlo. Si no se abre la página de confirmación, puedes copiar y pegar el enlace en tu navegador.

Te enviaremos otro mensaje por SMS para confirmar tu número de teléfono. Una vez recibido, accede al enlace que encontrarás en el mensaje para verificar tu número.

En breve recibirás un correo electrónico y un SMS para confirmar tu email y tu número de teléfono. Una vez recibidos, accede al enlace que encontrarás en los mensajes para verificar tus datos. Si no se abre la página de confirmación, puedes copiar y pegar el enlace en tu navegador.