Los niños al cole… ¡Y tú, detrás!

Aunque hace años que no vas a la escuela, la vuelta al cole te persigue cada año y así será durante mucho tiempo. Porque cada mes de septiembre vuelves a acordarte de esa bata de cuadros, de la sensación de clavar la aguja del compás o de las horas sacando punta a los lápices mientras aprovechabas para hablar con los amigos de clase.

Sobrevivir a estas semanas de nervios no es fácil, pero lo conseguiremos. Tenemos unas cuantas ideas para afrontar los primeros días de septiembre con el mismo optimismo con el que llegas a las vacaciones y con la misma ilusión que tenías de pequeño al entrar en una papelería.

¿CON 100 BOLÍGRAFOS SERÁ SUFICIENTE?

La compra de material escolar es tan divertida para los peques como un pequeño tormento para los adultos. Ellos tienen muy claro lo que quieren: ¡TODO! Por eso queremos darte alguna recomendación para afrontar este proceso y salir ileso.

  • Compra primero lo estrictamente necesario. Bolígrafos de colores básicos, lápices, sacapuntas, gomas de borrar, lápices de colores, rotuladores, un estuche, tijeras, compás, pegamento en barra, libretas, carpetas… Empieza por todo este material para que no les falte nada para empezar las clases.
  • Enséñales a gestionar el material. Ayúdales a elegir lo que necesitan para su estuche y todas las clases. ¿Colores para Plástica? ¿Marcadores para los apuntes de Sociales? ¿Compás para Matemáticas? Así no les faltará nada en ninguna asignatura.
  • Dales algún capricho. ¿Les gustan las cartulinas de colores? ¿O pintar con ceras? ¿Quizá quieren unos rotuladores con sellos para ir dejando huella? Una vez que cuenten con todo lo que necesitan para rendir en la escuela, puedes regalarles un extra, algo que les divierte o les motiva especialmente.
Dos niños juegan al baloncesto. Se encuentran sobre un fondo de cuadros imitando un cuaderno de papel.

 

SI HAY QUE HACER DEBERES, QUE SEA EN EL MEJOR RINCÓN DE LA CASA

La habitación en la que van a pasarse horas y horas durante el curso tiene que cumplir una importante función: ser lo suficientemente agradable como para que los deberes sean algo casi divertido.

  • Pocos muebles, pero muy prácticos. Su escritorio ha de tener una altura adecuada y contar con espacio de almacenaje suficiente para que tengan siempre a mano lo que necesitan.
  • La iluminación es superimportante. Es ideal que entre el máximo de luz natural y que, cuando se vaya la luz del sol, puedan encender una lámpara con luz suficiente para seguir trabajando sin problemas de visibilidad.
  • Sentaditos y bien cómodos. Una silla de altura regulable, con un buen respaldo ergonómico y con ruedas para que puedan moverse por el espacio sin dificultades, es su mejor apoyo durante el tiempo que pasen sentados.

LA HORA DEL PATIO PARA ELLOS… ¡Y PARA TI!

A media mañana llega la mejor asignatura del cole y el mejor momento de la oficina: ¡el bocadillo! Prepara uno diferente cada día y verás como las horas más largas del día pasan volando.

Receta_bocaidllos_colegio_oficina

Bocadillo de pollo y queso

Paso a paso

1. Pon una gota de aceite de oliva en una sartén y haz la pechuga de pollo a la plancha vuelta y vuelta.

2. Corta el pan por la mitad y ábrelo. Corta el tomate en cubos.

3. Coloca en la base del pan un puñadito de brotes de ensalada. Después añade la pechuga de pollo, una cucharada de mayonesa, un poco de tomate picado y por último dos lonchas de queso.

4. Envuélvelo y guárdalo en la mochila, ¡querrá repetir!

Bocadillo fresco de salmón y aguacate

Paso a paso

1. Divide el panecillo en dos rebanadas gruesas.

2. Cubre con el queso fresco la rebanada que hará de base.

3. Corta el tomate en rodajas y colócalo sobre el queso. Haz lo mismo con el aguacate y añade dos lonchas de salmón encima.

4. Corónalo con unas hojas de rúcula y cierra el bocadillo con la otra rebanada.

5. Cógelo con fuerza y… ¡a disfrutar!