Vacaciones con mascotas

Un ‘road trip’ con amigos de los de verdad

‘Road trip”. ¿Suena bien verdad? Te imaginas recorriendo la Ruta 66 a bordo de un descapotable de los años 70, con el viento acariciando tu pelo y tu mejor amigo en el asiento del copiloto con una sonrisa de oreja a oreja.

A decir verdad… un ‘road trip’ no deja de ser un viaje por carretera y tan divertido puede ser hacerlo por las míticas vías americanas como por nuestros kilómetros y kilómetros de asfalto. Y lo de tu mejor amigo… ¿Qué pasa si es peludo y tiene cuatro patas? Pues que tu viaje puede ser aún mejor… ¡si lo preparas bien!

Para empezar, descarta los destinos urbanos. Ya que sacas a tu mascota de la ciudad, llévala a un entorno natural en el que pueda disfrutar de la libertad, correr, jugar, cansarse… Las zonas rurales y de montaña son geniales porque podrás hacer laaaargas caminatas con tu perro y mantenerlo en forma. Una buena idea es equiparlo con un cinturón en el que llevar sus bolsas higiénicas e incluso la bebida que necesita para mantenerse hidratado durante el paseo. Si lo tuyo es pasarte horas en la playa, infórmate previamente de las restricciones y normativas específicas de cada población. A lo largo de toda la costa hay un montón de ayuntamientos que habilitan espacios para disfrutar del mar junto a tu perro o con horarios especiales para que os bañéis juntos sin pensar en posibles multas.

Sube, que te llevo

Viajar en coche con tu amigo de cuatro patas es una buena opción si preparas el trayecto para que sea lo más cómodo posible para ti y para él. Este copiloto no te dará conversación pero seguro que te mantiene despierto. Es importante que haya hecho sus necesidades antes de empezar y que no haya comido en las últimas 4 horas, así evitarás posibles mareos. Según el tamaño y el carácter de tu mascota, será necesario que vaya dentro de una jaula o atado con un arnés en los asientos traseros. Lleva unos huesos masticables y su juguete favorito para que vaya entretenido y hacer que su viaje sea más ameno. Por cierto, las fotos de perros sacando la cabeza por la ventanilla del coche son muy divertidas pero mejor dejarlo para cuando el vehículo esté parado.

 

Una habitación a nombre del señor Rex

Cada vez más alojamientos están abiertos a recibir mascotas sea cual sea la época del año. Casas rurales, apartamentos y hoteles disponen de habitaciones especiales, servicios como guardería canina e incluso te aconsejarán actividades para hacer con tu mascota. Aún así, te recomendamos que no le dejes solo (o al menos durante mucho tiempo) para que no dañe los muebles de tu alojamiento y que lleves su manta o almohada favoritas para que se sienta lo más cómodo posible fuera de casa. Otro consejo es que te conviertas en el mejor peluquero para tu mascota: un perro o gato bien arreglado es la mejor carta de presentación al llegar a un hotel. Si te atreves a hacerlo tú mismo, equípate con un cortador de pelo para mascotas y ¡hazte estilista perruno o gatuno!