Cheesecake helado de arándanos

¡La versión más refrescante del cheesecake ya está aquí! Ameniza los calurosos días de verano con esta receta a base de yogur helado, arándanos, queso crema y galleta. Una opción ideal para terminar una comida o una merienda perfecta para empezar la tarde.

Cubertería

Plato

Postre
Icono de una persona

Raciones

1 a 2 personas

Dificultad

Fácil

Ingredientes

Icono de listado

Paso a paso

Paso 1

Lava y congela los arándanos. También pon en el cogelador uno de los yogures.

Paso 2

Pica las galletas con un cuchillo, o bien, muélelas con un mortero. Y cubre, sin presionar, el fondo de 2-3 vasos o frascos con la picadura de galleta.

Paso 3

Reserva unos arándanos para decorar y coloca los restantes en un vaso mezclador junto al queso crema, unas gotas de zumo de limón, la sal y el yogur congelado. Endulza la mezcla a tu gusto y tritúrala durante un par de minutos con una batidora.

Paso 4

Vierte la mezcla en los frascos. Con la ayuda de una manga pastelera, termina de llenar los frascos con el yogur reservado.

Paso 5

Decora tu postre con algunos arándanos congelados y unas hojitas de menta fresca.