No tenemos miedo al compromiso

Los superhéroes saben que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. En Aldi tenemos los pies en la tierra y, aunque no tengamos superpoderes, a la hora de comprometernos con nuestro entorno tenemos una única respuesta: “Nos comprometemos, faltaría más”. Porque nos gusta el lugar en el que vivimos y queremos que cada día sea un poco mejor, aportamos nuestro granito de arena con nuestros compromisos ambientales y sociales 

 

Queremos ser muy verdes

En Aldi creemos que la sostenibilidad no es solo reciclar envases o reutilizar vidrio. Consideramos que el respeto por el entorno va mucho más allá y está en todo el proceso de producción de los artículos que encuentras en nuestras tiendas. Por eso apoyamos el compromiso ‘detox’ impulsado por Greenpeace para dejar de usar sustancias químicas no deseadas durante la fabricación de prendas de vestir, tejidos para el hogar y calzado. Por ello también hemos desarrollado diferentes políticas de compra responsable de materias primas como el cacao, el café, el , el pescado y marisco o el aceite de palma (enlace al proyecto con ancla). Y, por supuesto, por esa razón apostamos por los productos ecológicos y los certificados como UTZ, Fairtrade o Rainforest Alliance. Puedes saber más sobre todos estos proyectos, programas y certificaciones aquí:  Nuestras materias primas

 

Y nuestras tiendas también

Cada vez que visitas una de nuestras tiendas estás entrando en un lugar pensado para integrarse de forma natural con su entorno. Tomamos muchas medidas para que la mayoría de nuestros establecimientos sean cada vez más y más verdes, y nuestro compromiso es que todos lleguen a serlo. ¿Qué hacemos? Por ejemplo, aprovechamos al máximo la luz natural, usamos iluminación LED de bajo consumo energético e instalamos placas fotovoltaicas para convertir la luz solar en electricidad. Además, fomentamos la movilidad sostenible y para ello ofrecemos aparcamientos para bicicletas en muchas de nuestras tiendas. Verás como venir a hacer la compra en bici es bueno para la naturaleza y para ti mismo. Descubre aquí más detalles que encuentras en nuestras tiendas que hacen sean más responsables con su entorno.

Lo justo es un planeta mejor

El mundo de hoy está más conectado que nunca y por eso las desigualdades pueden ser más visibles y debemos ser más conscientes de ellas. Por eso desde Aldi trabajamos a lo largo de toda la cadena de suministro de nuestros productos para garantizar unas condiciones laborales justas y seguras para los trabajadores que forman parte de estos procesos. Creemos en una sociedad más equitativa y para ello nos regimos por normas como el código de conducta de la Iniciativa de Cumplimiento Social Empresarial (Business Social Compliance Initiative o BSCI, por sus siglas en inglés), que garantiza unas condiciones laborales justas para los empleados de nuestras empresas proveedoras, o la certificación Evaluación de Riesgos GLOBALG.A.P. para las Prácticas Sociales (GLOBALG.A.P. Risk Assessment on Social Practice o GRASP, por sus siglas en inglés), que garantiza la aplicación de buenas prácticas que afectan a la salud, la seguridad y el bienestar de los trabajadores del sector agrícola. Aquí te contamos más sobre estas y otras prácticas socialmente responsables.

 

Los objetivos se consiguen entre todos

Nuestros compromisos no afectan solo a nuestros proveedores y trabajadores, sino que son una responsabilidad que va mucho más allá porque el resultado se nota en nuestro entorno ambiental y social. Así, aunque no lo sepas, cada compra que haces en nuestras tiendas es un impulso para seguir trabajando en la dirección que nos hemos marcado: la de tener los pies en la tierra durante muchos años. Por eso los proyectos que desarrollamos actualmente son solo el principio, porque queremos que cada día falte un poco menos para hacer de nuestro entorno un lugar más justo y sostenible para todos.