Ecológicos del desayuno a la cena

Si aún crees que pasarse a los productos ecológicos es algo supercomplicado que hará que te replantees tu menú diario, te vamos a demostrar todo lo contrario con un recorrido por un día completamente ECO.

w33_receta_942x340

 

 

Desayuno

Yogur natural ecológico y muesli crujiente de cereales integrales y un café ECO con un chorro de bebida de espelta.

Media mañana

Un vaso de bebida de soja y cacao ECO, dos tortitas de arroz con miel y una manzana procedente de la agricultura ecológica.

Comida: Ensalada fresquita de Legumbres

Ingredientes

Icono de listado
  • ½ bote de alubias rojas ecológicas
  • ½ bote de garbanzos ecológicos
  • 1 bote de maíz ecológico
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla morada
  • 2 ramas de apio
  • ½ hinojo
  • Lechuga romana

PARA LA VINAGRETA

  • ½ vaso de aceite de oliva virgen extra ecológico
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 diente de ajo ecológico prensado
  • 2 cucharadas de miel ecológica
  • Un toque de pimentón picante (opcional)
  • Sal
  • Pimienta al gusto

Paso a paso

1. Pasa las alubias y los garbanzos por un chorro de agua fría, escúrrelos y ponlos en un bol grande.

2. Pica la cebolla en juliana y el pimiento y el apio en dados pequeños. Corta el hinojo en láminas finas y la lechuga en trozos regulares. Añádelo todo al bol junto con el maíz.

3. Prepara la vinagreta poniendo todos los ingredientes en un bol pequeño y removiendo hasta que consigas una textura uniforme.

4. Añade la vinagreta al bol que contiene las legumbres y las verduras, salpimiéntalo al gusto y a saborear lo mejor de los productos ecológicos.

5. Y de postre… ¡un par de kiwis ECO!

Merienda

Tres galletas ecológicas de avena con chocolate y un vaso de zumo de manzana ecológico.

Cena: Salteado de pasta con gambas

Ingredientes

Icono de listado

INGREDIENTES

  • 250 g de pasta ECO (penne, por ejemplo)
  • Gambas peladas
  • 2 dientes de ajo
  • Salsa pesto con albahaca
  • Piñones
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal

Paso a paso

1. Hierve la pasta durante unos minutos. Fíjate en las indicaciones del envase e intenta dejar la pasta al dente. ¡Será mucho más agradable para tu paladar!

2. Pon un chorro de aceite de oliva en una sartén y, cuando esté caliente, añádele los dientes de ajo laminados y las gambas anteriormente descongeladas. Saltea los ingredientes hasta que todos estén ligeramente dorados.

3. Pon la pasta en un bol y añádele las gambas y los ajos salteados. Remuévelo con ganas para que se integren los sabores. A continuación, añade la salsa pesto y los piñones.

4. Sirve tu plato de pasta y acábalo con un buen puñado de queso rallado.

5. Resérvate un hueco para el postre y tómate una pera… ¡o dos!