En 2017 vas a dar la campanada

Aunque a muchos no nos gustan las despedidas, decirle adiós a un año y darle la bienvenida a uno nuevo siempre apetece. Por eso en Nochevieja nos preparamos para tooodas las cosas buenas que nos esperan y lo hacemos, a menudo, siguiendo tradiciones con una utilidad más bien poco demostrada.

 

Las mejores despedidas se hacen con el estómago lleno

El día de Nochevieja empieza, como todo en estas fechas, con una buena cena en familia o en compañía de tus mejores amigos. Porque, tanto si el año ha ido bien como mal o regular, lo importante es acabarlo en buena compañía y con un menú a la altura de la gran despedida. Si sigues dándole vueltas a los platos que vas a servir, tenemos algunas ideas que te permitirán decirle adiós al 2016 con la satisfacción del que ha cenado como un auténtico rey. Por supuesto, no puedes olvidarte de un buen picoteo para empezar, con cositas gourmet de esas que casi no necesitan preparación pero que gustan a todo el mundo: embutidos de primera, foie y paté al gusto de cada paladar, conservas como los espárragos o ahumados como el salmón. Ni de los típicos dulces para hacer más corta la espera hasta las 12 de la noche: turrones, polvorones, mazapanes…

 

Te van a dar las uvas escogiendo tradiciones…

Entre la cena y el esperadísimo momento de las doce campanadas, te quedará una sobremesa para ir recordando los mejores momentos del año que dejamos atrás y empezar a pensar en los deseos para el año que viene. Esta noche tan especial está llena de tradiciones divertidas que quieren ayudarte a entrar en el nuevo año con muy buen pie. Además de las doce uvas que tomamos en España (y en otros países hispanos), puedes intentar comer un buen plato de lentejas como hacen los italianos, ya que, según una creencia antigua, cuantas más se comen, más dinero se gana. Otra tradición culinaria es la japonesa, que consiste en comer ‘toshikoshi-soba’, una sopa de fideos largos que simbolizan la buena fortuna. Una vez que acabes con las lentejas o los fideos, puedes romper los platos de la cena, como en Dinamarca. No puedes olvidar vestirte para la ocasión con tus mejores galas y, por supuesto, ropa interior roja. Si quieres innovar, puedes apuntarte a la tradición filipina de la ropa de lunares. ¿Por qué? Porque los topos simbolizan monedas por su forma redonda.

imagen_central_art

Vale. Ya es día 1. ¿Y ahora qué?

Hay que empezar el año con mucha energía y marcando el paso de lo que vendrá en los siguientes 364 días. Que no te falte un delicioso desayuno para reponer fuerzas después de una noche que seguro que ha sido divertidísima. Puedes optar por un clásico como el chocolate con churros o dedicarte un buen almuerzo con huevos revueltos, pan y tu fruta favorita. No te olvides de darle a tu piel los cuidados necesarios si has dormido poco y, ¿por qué no?, atrévete a hacer deporte desde el día 1, y es que, como dice el refrán, ¡no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy!

 

Tu último trabajo del año

Todos tenemos un montón de deseos para el nuevo año, pero también está bien repasar el que dejamos atrás para no olvidarnos de todas las cosas buenas que recordaremos para siempre. Para ayudarte a hacer un buen repaso del 2016, te proponemos un divertido juego para hacer más entretenida la sobremesa de Nochevieja. Descarga, imprime y recorta la imagen que tienes aquí tantas veces como invitados tengas y haced balance del 2016 para entrar en el 2017 con una sonrisa en la cara.